Viktor Grebennikov y su plataforma antigravedad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viktor Grebennikov y su plataforma antigravedad

Mensaje por gocuzero el Sáb Nov 30, 2013 5:06 pm


Viktor Grebennikov es otro exponente de esa casta de científicos de origen ruso, cuyos estudios están envueltos en un halo de misterio, ya sea por la falta de documentación traducida a los idiomas de occidente, o por lo peregrino de sus afirmaciones. Viktor, en concreto, fue un entomólogo, pintor y escritor, autor de varios libros sobre las abejas. Laureado ecologista ruso miembro de la Unión Socio-ecológica y Fondo para el Medio Ambiente la Siberia, también fue el creador del Museo Novosibirsk de la agroecología y el Medio Ambiente, cerrado poco después de su muerte, en 2001.

Pero a Grebennikov no se le conoce en occidente por sus estudios sobre las abejas, sino por el descubrimiento del Efecto de la Estructura Cavernosa (CSE, por sus siglas en inglés) y sus cualidades antigravitacionales.

Grebennikov empezó sus estudios sobre el CSE cuando notó mientras trasladaba a mano varios nidos cavernosos de abejas que emanaba calor de ellos, aun estando los nidos fríos. El contacto con este calor, provocaba sobre su persona sensaciones de vértigo, de disminución de peso, de sabor metálico galvanizado en la boca, salivación profusa y cosquilleo o entumecimiento en los dedos y la cabeza. Descubrió que este efecto traspasaba todo tipo de materia y que aumentaba su intensidad cuando se dirigía hacia abajo. Según sus experimentaciones, cuando se traslada un objeto cavernoso, el campo CSE se vuelve a generar en la nueva ubicación, pero el formado previamente tarda en desaparecer un tiempo.

En 1988, Grebennikov descubrió efectos antigravitacionales en las estructuras cavernosas del élitro de quitina de algunas especies de insectos (la cubierta dura que protege las alas de escarabajos). Y lo más insólito de todo, la alteración visual e incluso la invisibilidad total que también se producía en las zonas de alteración gravitacional.

Como colofón a sus descubrimientos antigravitacionales, Viktor afirmaba en su libro “My World” de 1997, que creó una plataforma a modo de patinete, sobre la que se desplazaba (siempre evitando la presencia de testigos) a la vertiginosa velocidad de 25 km/minuto (1.500 km/hora). Una bala se mueve a 1.225 km/h así que Viktor la adelantaría igual que un Fórmula 1 adelantaría a una bici. El bueno de Grebennikov tendría que agarrarse bien fuerte al manillar para que el patín no se le escapase de las manos. A esa velocidad, no gana uno para comprar boinas.


Para explicar este punto, Grebennikov afirmaba que durante sus viajes a lomos del patín antigravitatorio no sentía el viento y no tenía problemas para respirar normalmente. La maravilla tecnológica tenía un aspecto de lo más rudimentario. Cualquiera con la mente no lo suficientemente abierta, diría que solo se trata de un tablón con un manillar sujeto con cuatro palomillas.

Existe además el problema de la estabilidad. Moverse sobre un sistema de propulsión que está por debajo del centro de gravedad requiere de un complejo mecanismo de estabilización, que a la vista está, esta plataforma no tiene.

Para los creyentes, Grebennikov era un científico de la talla de Tesla, aunque en realidad carecía de formación superior y era autodidacta. Sus conocimientos técnicos le impedían construir nada de una mínima complejidad. Nos encontramos delante de otro pseudocientífico afirmando proclamas inverosímiles.

Poco antes de su muerte, en 1999, Grebennikov le envio una carta a Ju. N. Cherednychenko (un científico muy crítico con él), en el que le reconocía que el patín antigravitatorio era una utopía,y que nunca funcionó. Su propio nieto, Andrew Grebennikov, niega la existencia de esa plataforma volante y afirma que las fotografías en blanco y negro de su abuelo montando sobre ella son un trucaje en el que utilizaron una plataforma de cristal para aparentar que se encontraba suspendida en el aire.

En youtube encontraréis muchos vídeos de élitros de escarabajo flotando, alegando que son una evidencia de las proclamas de Grebennikov, pero en realidad se trata del simple efecto de la electricidad estática.

avatar
gocuzero
Luna
Luna

Sexo : Masculino Mensajes : 925
Fecha de inscripción : 02/03/2013
Edad : 32
Localización : san salvador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.