EL NECRONOMICON

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Fenix de hielo el Vie Ago 27, 2010 4:27 pm

Koryak escribió:

- Sip, podrían haber sido provocadas por algún alucinógeno, sería cuestión de averiguar si Lovecraft los consumía, que no sería nada raro. Recuerdame, Lovecraft pertenecía a alguna sociedad ocultista?

Lo que se sabe de Lovecraft es que su pasre era masòn del rito de Memphis Mizraim.
Aquì encontrè una referencia sobre el trasfondo ocultista de Lovecraft, pero es para tomar con pinzas, porque no se puede confirmar la fuente, y como sabes hay mucha desinformaciòn, pero cuando hay humo....

"H. P. Lovecraft; escritor de terror y ciencia ficción estadounidense (homosexual). Hijo de un masón, H. P. era pagano y satanista. Se dice que de niño erigía altares a los dioses paganos, cuando adulto, se declaraba racista, odiaba a los negros, era xenofóbico y detestaba a los inmigrantes en especial italianos e irlandeses. Despreciaba a los indígenas y orientales, particularmente los esquimales, a quienes retrataba como monstruos en sus historias. De los judíos dijo que eran holgazanes y mendigos. Lovecraft simpatizaba con el nazismo (incipiente en esa época), y sus libros contienen altos grados de simbología ocultista y satánica. El mismo Lovecraft parece haber sido satanista activo y practicante. Su principal labor a la causa del satanismo fue recopilar escritos satánicos y de invocaciones espantosas contenidos en textos sumerios antiguos, y resguardados por la Masonería a los cuales tuvo acceso siendo su padre masón (quien murió de sífilis y en medio de la locura provocada por esta enfermedad, relató a Lovecraft toda clase de ritos diabólicos masónicos). Estos textos de invocación a terribles demonios que Lovecraft recopiló, se conocen como el Necronomicón, y este libro es hoy la piedra angular de la magia negra y el satanismo, aún más importantes que la Biblia Satánica de LaVey.
Muchos ocultistas aseguran que los dioses de la Nueva Era (es decir, Satán y sus demonios), se comunicaron con la Humanidad al comienzo de la Nueva Era (es decir, el principio de Siglo **), por medio de dos profetas, Aleister Crowley (escalofriante criminal que veremos luego) y Howard Phillips Lovecraft. "

Tambièn parece que Crowley editò un Necronomicon, asì como el famoso tarot que se le atribuye.

avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Koryak el Dom Ago 29, 2010 1:27 pm

Te digo algo? A mi no me suena tan jalado de los pelos tu documento, casi casi me lo creería! y si no es cierto al 100 (que es lo más seguro), si hay mucho, que rescatarle. 8)


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 27423
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Fenix de hielo el Dom Ago 29, 2010 5:55 pm

Este Lovecraft parece ser un personaje muy oscuro.
Tu conocias de el, antes, màs allà de sus escritos?
A ver que te parece esto que encontrè.
Si algo de esto fuera cierto, entonces el Necronomicon (lo que enlaza con el documento anterior) podria bien haber estado en posesiòn del padre de Lovecraft, por su adherencia masònica."El escritor Colin Wilson, un apasionado de Lovecraft recibió en 1976 una carta del Dr. Stanislaus Hinterstoisser, director del Instituto para el Estudio de la Magia y Fenómenos Ocultos, de Salzburgo, afirmando que tenía pruebas de que el padre de Lovecraft, Winfield, pertenecía a la francmasonería egipcia fundada por Cagliostro, quien, según Hinterstoisser, "legó a sus seguidores ciertos manuscritos, incluido el Necronomicón original". Aseguraba también que Winfield estaba en posesión de un raro grimorio de magia astrológica, el picatrix de Maslama ibn Ahmad al-Magriti (atribuido a un moro de Madrid y que Editora Nacional publicó en 1982). Según Hinterstoisser, "el Necreonomicón es una compilación de material mágico procedente de Acadia, Babilonia, Persia e Israél, hecha probablemente por Alkindi, que murió en torno al año 850, y supuestamente contendría una tradición mágica que precedió a la especie humana". El capítulo noveno de la segunda parte de esta obra, que no sería otra sino la conocida como El Libro De La Esencia Del Alma (Kitab ma?ani al-nafs) y habría estado en posesión del padre de Lovecraft, lleva el título De la Historia de Los Antiguos. Este capítulo de la obra, que sería un compendio de magia derivado en parte de las tabletas de la biblioteca del rey Asurbanipal, sería el tan buscado Necronomicón. Quizá no sea casualidad que, como el árabe autor del Necronmicón, el padre de Lovecraft muriera demente, a causa de una sífilis.
La última carta de Hinterstoisser acaba de una forma muy intrigante: "... los parásitos de la mente existen realmente... tienen su influencia e incluso son visibles bajo diferentes apariencias... Describirlos como malignos, tal como hice cuando di con ellos por primera vez en el transcurso de mi investigación, sería una ridiculez... Es nuestro espíritu semi-eterno (me atrevo a decir eterno) lo que les interesa. Pero es fatigoso ser el juguete de fuerzas que son a la vez elementales y conscientes... Ahora solo puedo trabaja de modo seguido un par de horas. De lo que antes fue únicamente curiosidad lúcida sólo queda horror. Quiero prevenirle". El Dr. Hinterstoisser falleció poco después de escribir esta última carta.
Por otro lado, Robert Turner, fundador de la sociedad conocida como Orden de la piedra Cúbica, cuando investigaba en la Colección Harlein De Manuscritos del Museo Británico, que contiene papeles y documentos del mago isabelino John Dee, encontró una carta, fechada en 1573, dirigida al doctor Dee por un remitente anónimo, donde se mencionaba la ciudad semisumergida de Donwiche, un lugar rico en yacimientos arqueológicos al que los romanos llamaron Sito Magnus. Los curioso es que uno de los relatos de Lovecraft transcurre en una ciudad imaginaria llamada Dunwich, al norte de Massachussets. En esa localidad, el protagonista de la narración sería el poseedor de una traducción incompleta del Necronomicón que el doctor Dee habría llevado a cabo. "
avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Fenix de hielo el Miér Sep 15, 2010 5:47 pm

Sigamos con la historia del Necronomicon:

EL NECRONOMICÓN SEGÚN JOHN DEE

"Turner sabía que, en una de sus cartas, el doctor Hinterstoisser afirmaba que el bibliotecario del emperador Rodolfo II, en cuya corte había estado John Dee, incluyó en un catálogo una compilación de Alkindi, una copia de la cual habría estado en posesión del padre de Lovecraft. Si ello era cierto, el Necronomicón que hipotéticamente perteneció a Winfield Lovecraft sería la copia que Dee habría hecho en Praga, en la corte de Rodolfo II. Conociendo la gran erudición criptológica del mago inglés, supuso que su diario mágico, el manuscrito conocido como Liber Logaeth, podría ser una copia incompleta y cifrada del Necronomicón, En el Liber Logaeth Dee explica los medios para entrar en contacto con seres que habitan otras realidades, un sistema mágico original al que los estudiantes de magia contemporáneos tienen un gran respeto por los enormes poderes que, según informan, pueden liberarse en este mundo. Con la colaboración del experto en informática David Langford comenzó a experimentar con los cuadros mágicos de la obra de Dee. Sabía que una mente como la suya tenía que haber ideado un sistema de encriptación realmente sofisticado. Según afirma, él mismo fue probando con diferentes grados de complejidad que resultaron erróneos, hasta que halló un sistema especialmente complicado que dio resultados.

El programa de ordenador ofreció un texto coherente en el que se podían reconocer los nombres de los dioses primigenios, algo alterados. Algunos fragmentos del resultados de ese desciframiento han sido ya publicados como parte del verdadero Necronomicón. Para ser objetivos, además de contener un alfabeto al que se le atribuyen poderes mágicos –casi idéntico a uno de los empleados por algunas logias masónicas de la edad moderna para escribir mensajes en clave, derivado de la llamada Clave del Arca Real- habría que señalar que algunas atribuciones se parecen demasiado a las dadas por la Orden de la Golden Dawn. Pero si esto se debe a que algunas lagunas gráficas y textuales han sido rellenadas por Turner –influido por el sistema de la orden, como la mayoría de los estudiantes de magia contemporáneos- y si las aseveraciones de Langford son reales, estaríamos ante un descubrimiento de repercusiones imprevisibles.
A la misma tradición según Turner, pertenecería el Necronomicón encontrado en 1967 por Sprague de Camp, biógrafo de Lovecraft, quien preguntó en Bagdad a un profesor palestino por el significado del nombre árabe del Necronomicón, Al Azif, derivada del antiguo acadio, encabezaba un manuscrito en su poder escrito en diurano, un dialecto del sirio hablado por unos pocos ancianos de la localidad kurda de Duria, en una de cuyas tumbas se habría encontrado el documento. De Camp le compró el manuscrito. Ya América, averiguó que en realidad estaba escrito en un idioma parecido al persa, que podría ser geberiano. Sus esperanzas se vinieron abajo cuando un experto, Reinhold Carter, del Museo Metropolitano, le aseguró que era una falsificación del siglo XIX. En 1973, animado por una carta en la que el antiguo propietario pretendiera que le revendiera el documento, publicó el manuscrito con el título de Al Azif. El Necronomicón, en la editorial Owlswick Press de Filadelfia. "


avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Koryak el Sáb Dic 25, 2010 3:57 am

Howard Phillips Lovecraft mencionó por vez primera al Necronomicon en el año 1922. La posibilidad de la existencia de lo que se presentaba como auténtica guía al feudo de los muertos suscitó de inmediato un inmenso interés en todo el mundo. Los libreros se vieron asediados por montones de pedidos, mientras que los anticuarios se lanzaron a la búsqueda febril de la misteriosa obra.
A partir de entonces se generó una viva controversia entre los partidarios de S.T. Joshi, de la Miskatonic University, en cuya opinión el Necronomicon no existió jamás. atribuyendo la obra a Lovecraft mismo, y aquellos estudiosos de los conocimientos ocultos que estaban convencidos de la autenticidad del libro de los nombres muertos.
En un texto publicado en 1938 por Wilson H. Shepherd en The Rebel Press, Oakman (Alabama), H.P. Lovecraft resume la historia del Necronomicon. Puntualiza allí que el titulo original era Al Azif, siendo Azif el término utilizado por los árabes para designar el rumor nocturno producido por los insectos y que se suponía era el murmullo de los demonios. La obra fue compuesta por Abdul al-Hazred, un poeta loco de Sana, en el Yemen, que habría vivido en la época de los Omeyas, hacia al año 700 Este poeta visitó las ruinas de Babilonia y los subterráneos secretos de Menfis, y pasó diez años en la soledad del gran desierto que cubre el sur de Arabia, el Rub al Khali o «espacio vacío» de los antiguos y el Dahna o «desierto escarlata» de los árabes modernos. Se dice que este desierto está habitado por espíritus que protegen el mal y por monstruos de muerte. Las personas que dicen haber penetrado en él cuentan que se producen allí cosas extrañas y sobrenaturales. Durante los últimos años de su vida, al-Hazred vivió en Damasco, en donde escribió el Necronomicon, y en donde circularon rumores terribles y contradictorios concernientes a su muerte o a su desaparición, en el año 738. Su biógrafo del siglo XII, Ibn-Khallikan, cuenta que fue asido en pleno día por un monstruo invisible y devorado de forma horrible ante un gran número de testigos aterrados por el miedo. Se cuentan también muchas cosas de su locura. Pretendía haber visto a la famosa Irem, la ciudad de los pilares, y haber hallado bajo las ruinas de cierta ciudad situada en el desierto los anales y los secretos de una raza más antigua que la humanidad. Fue un musulmán poco devoto, adorando entidades desconocidas que llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu. En el año 950, el Azif, que había circulado secretamente entre los filósofos contemporáneos, fue traducido al griego por Theodorus Philetas, bajo el título de Necronomicon. Durante un siglo se sucedieron a raíz de este libro una serie de terribles experiencias, por lo que el libro fue prohibido y quemado por el patriarca Miguel. Después ya no se volvió a hablar más que esporádicamente del Necronomicon hasta que en 1228 Olaus Wormius hiciera una traducción latina del mismo, que fue impresa en dos ocasiones, una en el siglo XV, en letras negras, y la otra en el siglo XVII. Ambas ediciones están desprovistas de cualquier mención particular y únicamente puede especularse con la fecha y el lugar de su impresión a partir de su tipografía. La obra, tanto en su versión griega como en la latina, fue prohibida por el papa Gregorio IX en 1232, poco después de ser traducida al latín. La edición árabe original se perdió en la época de Wormius. Hay una vaga alusión a cierta copia secreta localizada en San Francisco a principios de siglo, pero que habría desaparecido con ocasión del gran incendio de 1906. No queda ningún vestigio tampoco de la versión griega, impresa en Italia entre 1500 y 1550, tras el incendio de la biblioteca de un habitante de Salem en 1692. Habría igualmente una traducción preparada por el Dr. Dee, que jamás fue impresa y cuyos fragmentos procederían del manuscrito original. De los textos latinos que aún quedan, uno – del siglo XV – estaría encerrado en el British Museum y el otro – del siglo XVII – en la Bibliothèque Nationale de París. Un ejemplar del siglo XVII se halla en la biblioteca Widener en Harvard y otro en la biblioteca de la universidad Miskatonic en Arkham, en Massachusetts. Existe otro igualmente en la biblioteca de la universidad de Buenos Aires. Existen probablemente numerosos ejemplares secretos más, y un rumor insistente asegura que un ejemplar del siglo XV forma parte de la colección de un célebre multimillonario americano. Otro rumor menos consistente asegura que un ejemplar del siglo XVI en versión griega está en poder de la familia Pickman de Salem. Pero este ejemplar habría desaparecido con el artista R.U. Pickman, en 1926.
Esta es la historia que nos cuenta Lovecraft del Necronomicon.


- Hay algún "texto" de ese libro para conocer alguna de las invocaciones al demoño? O... ¿nos damos por entendidos que esto no es otra cosa más que un vil fraude?





http://www.taringa.net/posts/info/1539412/_El-Necronomicon-existe_.html


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 27423
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Fenix de hielo el Sáb Dic 25, 2010 3:12 pm

Si, las invocaciones y textos de este libro se conocen.
Tengo incluso un Necronomicon ilustrado.
Pero no se trata del "demonio" judeo-cristiano como nosotros conocemos.
El Necronomicon trata sobre entidades sumerias.
Si quieres luego traigo algùn fragmento acà.

Siguiendo con la historia del libro, Crowley no podìa faltar;

TRAS LA PISTA DE CROWLEY
"Lo cierto es que Turner no ha sido el único. Otras dos publicaciones al menos, surgidas de círculos crowleyanos, pretenden contener en verdadero Necronomicón. Parecen existir cierto paralelismos entre el sistema que le fuera revelado al mago inglés Aleister Crowley y el reflejado en Los Mitos. Algunos pasajes del libro del Libro de la Ley que le fueran dictados a Crowley en estado de semitrance por una entidad llamada Aiwaz, tienen ciertas reminiscencias lovecraftianas. El Yermo Frío llamado Hadith, al que en algunas de sus obras se refiere el que fuera jefe supremo de la Ordo Tempi Orientis (O.T.O.) recuerda mucho al Yermo Frío de los relatos de Lovecraft. Crowley menciona asimismo el sueño original de los Grandes Antiguos. Hasta el demonio del abismo con el que Crowley afirmó entrar en contacto practicando la magia enoquiana del doctor John Dee en el desierto, Choronzón, recuerda ciertos aspectos de los dioses Primigénios lovecraftianos. Los paralelismos son muchos.
¿Fueron Crowley y Lovecraft controlados por las mismas entidades? ¿O las coincidencias se deben a que Lovecraft conoció la obra de Crowley? Aunque algunos de sus más íntimos colaboradores niegue esa posibilidad, lo cierto es que en su relato El Ser en el Umbral se menciona al responsable principal de una sociedad que profesaba extraños cultos y que intentaba afincarse en Nueva York. Ese dato, junto con la mala reputación que acompaña al personaje, hace sospechar que se refiere a Crowley. En cualquier caso, las mitologías de ambos autores comparten una misma atmósfera inquietante. Da la sensación de que ambas proceden de estratos oscuros y muy profundos de la mente, de allí donde pueden habitar cosas que no conocemos y que tratan de emerger a la conciencia a toda costa.
En sus trilogía sabeana, que incluye uno de los dos necronimicones publicados recientemente, Frank G. Ripel, dirigente de la Ordo Rosae Mysticae (O.R.M.), que se considera heredera de la O.T.O. Crowleyana
La mayor parte de sus relatos fueron inspirados por sus sueños, en los que no quiso reconocer la verdad oculta. El sistema crowleyano y el de Lovecraft corresponderían a un culto antiquísimo relacionado con las estrellas: el sabeano. La O.R.M. No solo afirama que su milenario Necroniomicón es el auténtico, sino que es un derivado de un libro más antiguo, el Sauthenerom."


avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Koryak el Lun Dic 27, 2010 12:05 am

Fenix de hielo escribió:Pero no se trata del "demonio" judeo-cristiano como nosotros conocemos.
- Sisí eso lo tengo entendido sha me lo habías dicho. Esto tapior!

TRAS LA PISTA DE CROWLEY

- Dime algo: Crowley pareciera ser el amo y señor del satanismo, o de lo más oscuro de lo oscuro. Ya me "presentaste" a su mentor que en realidad se ve una blanca paloma a su lado. ¿Quien antes de Crowley "ostentaba" la corona "demoníaca"?


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 27423
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL NECRONOMICON

Mensaje por Fenix de hielo el Lun Dic 27, 2010 11:50 am

Buena pregunta!
Se conocen varios esoteristas, pero creo que ninguno tiene la talla de Crowley, y màs todavìa que previo a Crowley se mantenìa todo esto en forma mucho màs secreta y hermètica.
La OTO surge poco despuès que aparece Crowley en escena, y previamente el habìa ingresado en la Golden Dawn, de cuyos miembros tambièn se sabe hasta ahi nomàs.
Y posteriormente a Crowley, hubo muchos que se inspiraron en el, Lavey, Krum Heller, Samael Aun Weor, Marilyn Manson, Gabriel Rojas, etc, pero tampoco ninguno se le puede siquiera comparar.
Y pese a todo esto, muriò en la miseria en una casa costera, pero a donde le seguìan llegando cartas de todo el mundo.

Continuando con el Necronomicon y su historia:

LA CONEXIÓN SUMERIA
"El otro Necronomicón, al que antes hacíamos referencia, fue editado en 1977 por L. K. Barnes. Según afirma este, el manuscrito le fue entregado por el famoso sacerdote y demonólogo Montague Summers. Barnes, en una parte de la obra, advierte que la labor de traducción y edición estuvo sembrada de todo tipo de accidentes que afectaron a muchos de sus colaboradores e, incluso, a él mismo. El resusltado fue una obra que, en rasgos generales, parecía de origen sumerio. Los nombres de divinidades del panteón mesopotámico, tales como Marduk, Ereshkigal, la diosa del Abismo y del Infierno, o Tiamat y Absu, representaciones del caos informe y maligno, son frecuentes en las invocaciones y ceremonias descritas en dicha obra y habrían dado lugar, por alteraciones fonéticas, a los nombres de diversas divinidades lovecraftianas. Algunas incongruencias, tales como ciertas figuras con letras en griego, sigilo que recuerdan excesivamente a los de algunos grimorios medievales bien conocidos, etcétera, son explicadas por el editor como el resultado de las alteraciones introducidas por los diferentes copistas. Sin embargo, son muy sospechosas cierta atribuciones simbólicas y mágicas empleadas en el seno de la O.T.O. reformada por Crowley y que él mismo introdujo cuando se convirtió en jefe supremo de la Orden: son las mismas que este aprendió en una Orden contemporánea, que se ha convertido en referencia oblicada para los ocultistas modernos, la Golden Dawn. Barnes advierte que los rituales de protección de dicha orden no sirven contra las fuerzas evocadas por el Necronomicón; pero, según Lovecraft, lo que puede detener la acción de los Primordiales es justamente uno de sus símbolos fundamentales, el pentagrama, es decir, el Gran Signo de los dioses Arquetípicos.
El Necronomicón publicado por la O.R.M. no contiene las invocaciones al dios Yog-Sothoth, que, según Lovecraft, incluiría la copia realizada por Dee. Ambas obras contradicen algunos de los pocos datos que sobre sobre su forma y contenido se dan en los Mitos.
Aún hoy continúa la controvesia y el Necronomicón sigue siendo buscado por algunos, mientras otros han aceptado como auténticos uno de los dos que se han publicado y ponen en práctica sus rituales. Quizá, en algún lugar del océano, Cthulhu sigue hablando en sueños a ciertos hombres a fin de que, en una búsqueda desesperada, contribuyan a abrir los portales. Si los Antiguos existiesen, no tendrían una forma mejor de crear espectación y formas de pensamiento de las que poder alimentarse hasta el día en que puedan llegar a ser lo sificientemente fuertes. Tal vez no esté tan lejano el momento en que los perros de Tíndalo, los sabuesos sin forma que moran más allá del espacio y del tiempo, consigan acceder a nuestro Universo, a través de una geometría imposible. Lo que pudiese venir después, mejor no pensarlo. "



avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.