EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Fenix de hielo el Lun Abr 21, 2014 7:01 pm

@Nosferatu escribió:

Un poco churrigueresca su respuesta ¿no?  Si él quiere hacer la diferencia, así lo dejamos.   Un satanista también se reconoce por sus actos, y él se ha dado a conocer por eso y está muy claro.   Los satánicos cumplen (y en exceso) con las doctrinas del demonio.  No se me ocurre separar a Aleister Crowley como satánico y satanista


Si, es una sutileza terminológica con la que pretenden escudarse los satanistas, para alegar que adhieren a una doctrina satanista, sin incurrir en actos vándalos, como frecuentemente se adjudica a algunos grupos.
Pero es dificil establecer hasta que punto podría "limitarse" un satanista en su conducta, cuando su propio código lo insta a ir más allá de todas las prohibiciones y restricciones.
Por supuesto que no todos salen a la calle a matar gente al estilo la familia Manson, pero de cualquier modo las bases ideológicas propician el hacer lo que les plazca sin aceptar ninguna autoridad ni restricción.


avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Koryak el Lun Abr 21, 2014 7:16 pm

@Fenix de hielo escribió:
Por supuesto que no todos salen a la calle a matar gente al estilo la familia Manson, pero de cualquier modo las bases ideológicas propician el hacer lo que les plazca sin aceptar ninguna autoridad ni restricción.

- Pero ¿a poco Charlitos Manson andaba de callejero matando a la gente?? Uuuuuy a estas alturas ese Charales Manson, ya hasta resulta un pedacito de pastel comparado con todos estos rufianes ¿dí que no?  Very Happy 


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 28533
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Fenix de hielo el Mar Abr 22, 2014 5:43 pm

@Koryak escribió:
@Fenix de hielo escribió:
Por supuesto que no todos salen a la calle a matar gente al estilo la familia Manson, pero de cualquier modo las bases ideológicas propician el hacer lo que les plazca sin aceptar ninguna autoridad ni restricción.

-  Pero ¿a poco Charlitos Manson andaba de callejero matando a la gente?? Uuuuuy  a estas alturas ese Charales Manson, ya hasta resulta un pedacito de pastel comparado con todos estos rufianes ¿dí que no?   Very Happy 


Pues si. Pero yo creo que este Escobar fomentó más bien el satanismo a un nivel popular, que es distinto del satanismo practicado por las élites del poder.
Manson es un ícono popular para muchos, y llegó un tanto más alto en la escala social, con artistas, etc.
Esta noticia ya es vieja, pero de todos modos interesante:

Héctor Escobar ha sido para muchas generaciones pereiranas, la cara del satanismo en la ciudad y uno de los representantes más importantes de Colombia y el mundo en este campo. Para algunos, ha sido un líder y modelo de rebeldía, para otros ha inspirado miedo por considerarlo “el mismísimo patas”.
Sea cual sea la posición, no se puede negar que la ciudad cambió desde que este personaje, apareció en los años sesenta en el barrio Providencia, uno de los más tradicionales de la ciudad.
Al “Maestro”, como muchos lo llaman, lo apasionaban los temas intelectuales en su juventud. Allí entre amigos hacían tertulias literarias improvisadas y las acompañaban con licor.
Con los años esto fue perfilando su gusto por lo oculto, por mucho tiempo fue considerado “el mejor oráculo de Pereira”. Vivía de leer el taroty era consultado por todo tipo de personas, influyentes y no tanto, de la sociedad pereirana.
Héctor Escobar “El Papa Negro”, “El Diablo”, “El Lucifer Criollo”, el ser oculto e interesante, fue señalado en una época como sospechoso de desapariciones y crímenes de niños, que supuestamente utilizaba en sus cultos.
Él lejos de todo eso, la tiene clara, es admirado por su impecable estilo de escribir, ha escrito siete poemarios, la mayoría financiados por las entidades de cultura gubernamentales y por sus amigos más cercanos: intectuales, escritores y seguidores fieles.
Este antioqueño, que llegó a la ciudad desde muy pequeño, creció en una familia conservadora y católica y finalmente nada ha tenido que envidiar a famosas personalidades, porque ha tenido todos los seguidores que ha querido, incluso ha sido organizador de importantes reuniones sobre el tema de satanismo.
Ese hombre que vive entre lo oscuro y lo real, se encuentra hasta el cierre de esta edición gravemente enfermo, su familia y amigos más cercanos lo acompañan y esperan su pronta recuperación.
Muchos lloran la enfermedad del “Diablo”, ese mito urbano, ese hombre que en el garaje de su casa se posesionó como una de las figuras más relevantes de la ciudad, aún en contra de muchos.
Sus poemas, sus conjuros, sus historias, permanecen vivas y fuertes, él mientras tanto espera su destino desde la unidad de cuidados intensivos de una clínica de la ciudad.
A lo mejor eleva una plegaria entre Satanás y Dios, pero sólo las fuerzas cósmicas sabrán que ocurrira con él. Incluso, un sacerdote va a visitarlo, cosa sin precedentes que es como poner cara a cara el mal y el bien. Sólo los días dirán qué pasa...

http://eldiario.com.co/seccion/LOCAL/el-diablo-est-enfermo100603.html

Qué hace un cura visitando a este personaje? Podrían ser miembros de la misma cofradía quiza....


avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Fenix de hielo el Miér Abr 23, 2014 6:47 pm

Siempre es interesante conocer la visión del mundo y la vida de estos personajes oscuros.

"Una mañana visité a Escobar en su casa. Quería conocer la habitación donde oficia sus rituales. Su pareja, conocida como la Mona, me abrió la puerta y cuando le pregunté por el poeta emitió un sonido gutural y agudo, ininteligible, me dio la espalda y se internó en la casa. Casi de inmediato, llegó él, me saludó con gentileza y me invitó a seguir. Parado en la sala, vi a la Mona deambular de un lado a otro, fumando; daba la impresión de estar enajenada.
Escobar me llevó al templo: un recinto de dos metros por tres, lleno de polvo y telarañas en las esquinas del techo, que olía a orines concentrados. En los rincones se acumulaban cagarrutas de ratón. En el piso, extendida, destacaba una tela roja con el Pentáculo, presidida por dos candelabros delgados de un metro de altura. Imágenes de Satanás colgaban de las paredes. La sensación que me dio era como si esa habitación estuviera a punto de desmoronarse (para ser justos, la segunda vez que fui al templo, lo vi pulcro, sin telarañas y sin heces de roedor).
–Esto es, Juan Miguel –me dijo y en el tono de su voz noté un asomo de humildad–: lo tengo lo mejor que puedo. Lástima no tener plata para pintar las paredes y hacerle algo de mantenimiento.
Salimos. Y de nuevo vi a la Mona, esta vez sentada en un mueble de la sala, con la mirada en otra parte, escuchando vallenatos por radio. Seguía fumando. Escobar, pese a mi insistencia, no quiso decirme cómo se habían conocido ni cómo se habían vuelto pareja. Según parece, la relación data de cuando él ya era el Papa Negro. La Mona, llamada Soley Salazar e hija de familia socialmente reconocida en la ciudad, acudió a Escobar para consultarle sobre su futuro. Pocos días después vivían juntos. El poeta era un tipo seductor, bien parecido; ella, una rubia menuda y atrevida. En adelante, la Mona fue la sacerdotisa de los rituales del Papa Negro. En varias fotografías de artículos de prensa de aquellos años se le alcanza a ver entre túnicas blancas siguiendo indicaciones de Escobar.
El poeta notó que yo no dejaba de observarla.
–En la Pereira de los años sesenta –me interrumpió–, la Mona fue la única que no tuvo prejuicios y que alentó mi camino sin ponerme trabas ni objeciones. Desde entonces vivimos juntos y va a ser así hasta que alguno de los dos muera.
Le conté que todos sus amigos insistían en que la Mona estaba loca y que chismes de barrio especulaban que había sido poseída por el Demonio, que ella era el puente entre los dos mundos y por eso vivía abstraída, como la veía ahora. Escobar se incomodó, me miró a los ojos y me dijo que eran habladurías, que la psiquiatría había explicado hace años las posesiones diabólicas.
–Los médicos le diagnosticaron trastorno bipolar, una patología caracterizada por crisis maníacas y depresivas. Para equilibrarla, le recetaron de por vida un píldora diaria de Clozapina.
Le pregunté entonces cómo se le manifestaban esas crisis. Escobar caviló un poco antes de responderme.
–Ella empezó a caminar sin sentido dentro de la casa y repetía frases inconexas todo el día, vivía atemorizada con alucinaciones repetidas, decía que veía caminar al Diablo afuera de su habitación, que le hablaba.
Gutiérrez Millán, el ex notario, y otros personajes que participaron en los rituales de Escobar me habían explicado que lo que se vivía allí dentro era “fuerte”, que las invocaciones y el discurso que el Papa Negro exclamaba y el tono dramatizado “realmente hacían olvidar lo que había de la puerta para afuera”, y si a eso se añadía el consumo de marihuana o de anfetaminas o de ácidos era indispensable tener fuerza mental para no zafarse. Ante mi silencio, Escobar añadió:
–Si no se tiene suficiente fuerza mental, las prácticas satánicas pueden confundir al iniciado y hacerlo ver otra realidad, y eso fue lo que le ocurrió a la Mona. Además de la Clozapina, me obligaron a no volverla a involucrar en los rituales
Hubo un nuevo silencio que él rompió para decir con voz pausada:
–La culpa que tuve en esta cuestión la estoy pagando y, como te dije antes, será así hasta que alguno de los dos muera.
Solo me faltaba una cosa por ver.
Yo quería que Escobar armara el esqueleto del Diablo frente a mí. Se paró con rapidez y fue por él. Al tiempo, me dijo con voz excitada:
–Esa figura, sin exageraciones, es muy significativa y valiosa en el ocultismo contemporáneo, es como un hallazgo de la antropología fantástica.

A su regreso, puso un tablero que contenía el dibujo del Árbol Sefirótico o Árbol de la Vida y que, según Escobar, casaba en tamaño y proporción con la osamenta. Regó los huesos y empezó a construir la figura empezando por la cabeza. Juntando pieza con pieza, su mano derecha comenzó a temblar de forma incontrolable. Le pregunté, bromeando, si tenía principios de Parkinson y, sin entonación, me dijo que no, que era la figura la que lo hacía temblar, que siempre que la armaba se le descontrolaba el pulso.
Al verlo construido, corroboré que los huesos encajaban y se extendían sobre las ramas del Árbol Sefirótico. Los colmillos eran los cachos, dos huesos de la mandíbula hacían las veces de brazos, dos huesos que no distinguí eran las patas caprinas, y el resto formaban, uno por uno, el rostro, las costillas, dos senos, el pene y la cola. Sin mucho esfuerzo, se notaba la efigie andrógina del Bafomet de Mendes.
El poeta me preguntó cómo me parecía. No supe qué decir. Muy bonita pero nada más. Igual no estaba convencido. Ante mi silencio, Escobar me dijo:
–Si el mito de representar a Satán como una serpiente solo fuera un símbolo o una alegoría bíblica, ¿por qué con los huesos de la cabeza de esta serpiente puede armarse la figura del Bafomet? –y me lanzó una mirada interrogante, como si no se tratara de una pregunta retórica sino que estuviera perplejo de verdad.
Una noche de sábado, Escobar llegó a mi apartamento acompañado por una mujer de 25 años, muy atractiva. Vestía jeans, blusa y botas, toda de negro. La mujer sabía de música y de literatura, recitó algunos versos de Antonio Machado, y seguía el ritmo de las canciones con sus dos manos, como si tocara una marca sobre un redoblante y un charles. Escobar, mientras tanto, hojeaba los libros que yo tenía sobre la mesa de la sala.
Esa noche se despedían. La mujer viajaba para Nueva York dos días después y, según sus palabras, no regresaría a Pereira. Su relación había comenzado tiempo atrás, cuando ella lo buscó después de una lectura de poesía en la Universidad Tecnológica de Pereira. Vestida con el atuendo de rockera gótica, se le acercó y lo saludó con admiración. Le confesó el gusto por su poesía y le pidió que le autografiara un libro. Escobar le puso la firma y le siguió la conversación. Después de algunos minutos, la charla se volvió un desahogo en el que ella le describía sus continuos cambios de ánimo, la inevitable sensación de vacío que llenaba sus caminatas por el centro de la ciudad y que la avasallaba, y esa necesidad de encerrarse en la música cada vez que entraba a su casa: cuando quería calmar su desasosiego, le había dicho, escuchaba death-metal; cuando quería estimularse, sentir desenfreno y vértigo, ponía Bach, Albinoni y las sonatas de Beethoven.
Por aquella época, vivía con su abuela en una casa cercana a la de Escobar. Sus padres, divorciados, habían emigrado a España y le giraban dinero para su manutención. Tras varias conversaciones con el poeta, se sintió seducida por sus doctrinas y le pidió que la iniciara. De allí en adelante, aquella mujer se convirtió en la sacerdotisa del Papa Negro, hizo parte de varios ritos y concibió un tipo de amor entre paternal y pasional por su mentor.
Tiempo después de que me visitaran, Escobar me mostró unas fotos que la joven sacerdotisa le había enviado desde Nueva York. Aparecía semidesnuda, con un maquillaje que la asemejaba a una vampiresa y gestos de satisfacción. Cada imagen tenía un mensaje al respaldo. Todos insistían en lo mismo: la distancia entre los dos, la lejanía de las ciudades pero la cercanía en el pensamiento, el vacío que la agobiaba y cosas así. El poeta trataba de explicarme que ella lo había considerado su redentor, el guía que le había mostrado cierto camino certero en un momento en que se sentía atrapada.
Le hice ver que los mensajes parecían traducir otra cosa: que ni siquiera en la capital del mundo lograba llenar ese vacío que decía sentir. Ni siquiera el satanismo parecía paliar completamente su carencia vital.
–Tienes razón –me dijo–. Cada cual responde por su destino. Vivimos en una época para la que no hay redentores y los héroes son de supermercado. Vivimos en un mundo sin libertad personal. Todo está jodido. Ni el Diablo es una solución.
Y después, trasgo, se quedó callado."


avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Koryak el Miér Abr 23, 2014 6:58 pm

Le conté que todos sus amigos insistían en que la Mona estaba loca y que chismes de barrio especulaban que había sido poseída por el Demonio, que ella era el puente entre los dos mundos y por eso vivía abstraída, como la veía ahora. Escobar se incomodó, me miró a los ojos y me dijo que eran habladurías, que la psiquiatría había explicado hace años las posesiones diabólicas.

- ¿Y por qué no habría de estar "poseída"? . Dice que le recetaron Clozapina, al go que él mismo pudo haber hecho a fin de tenerla en absoluto estado de subyugación ¿por qué no podríamos pensar que él era su programador? A fin de cuentas, todos los programadores hacen lo mismo, que sus esclavos se enamoren locamente de ellos y hagan todo lo que ellos quieren.... no sería la primera la Sra. Escobar  jeje4yu 


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 28533
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Fenix de hielo el Jue Abr 24, 2014 7:21 pm

@Koryak escribió:

-  ¿Y por qué no habría de estar "poseída"? .  Dice que le recetaron Clozapina, al go que él mismo pudo haber hecho a fin de tenerla en absoluto estado de subyugación ¿por qué no podríamos pensar que él era su programador?   A fin de cuentas, todos los programadores hacen lo mismo, que sus esclavos se enamoren locamente de ellos y hagan todo lo que ellos quieren.... no sería la primera la Sra. Escobar    jeje4yu 


Si, esta posibilidad no la había considerado, y es muy cierta Koryak! Bien pudo ser programada, y a esto deberse sus desvaríos mentales.
También no sería el primer caso de alguien dado al ocultismo oscuro que termina con desequilibrios mentales.

A ver este video del Papa negro:



avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Koryak el Jue Mayo 01, 2014 9:51 am

@Fenix de hielo escribió:

A ver este video del Papa negro:

- Este video cae en manos de gente endeble (y aún de la que no lo es) y logra convencerle (sin que Escobar se lo proponga) de volverse satanista (o satánico). Este hombre deambula tranquilo por las calles como si nada. Mucha gente sabe quien es y parece estar muy familiarizado con su presencia. Tenía razón JPII: "La población en general ya está preparada para recibir al Nuevo Orden Internacional". La gente se está involucrando fuerte en el satanismo y pareciera que no pasa nada....


 

 
    "Signos y símbolos gobiernan al mundo, no las palabras ni las leyes"
(Confucio)
 
 

 
   Hola Invitado
Eres bienvenid@
avatar
Koryak
Admin y Fundadora
Admin y Fundadora

Sexo : Femenino Mensajes : 28533
Fecha de inscripción : 29/03/2009
Localización : En un sol de medianoche

http://www.expresionculturarte.com

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Fenix de hielo el Jue Mayo 01, 2014 12:39 pm

Completamente, si. Algunos de fuertes raíces cristianas dicen que se cruzan de vereda al encontrarse con Escobar, otros se persignan. Pero muchos ,muchísimos admiran su obra poética como nada.Y los jóvenes que le toman como referente son cada vez más en Colombia.

Fijate por ej. uno de sus aforismos luciferianos.

"Haber nacido en Colombia es un diabólico privilegio para quien desee llevar a cabo la obra de la iniquidad"

Y este otro:
"Los ciudadanos de bien en Colombia son demonios en estado embrionario"

No sé que planes habrá para los colombianos en este contexto, pero no me gusta nada. Ya sabemos es un país dominado enteramente por la droga, la delincuencia.

Después tenemos este otro muy alarmante:

"El mal es innato. El bien es una adulteración convencional que la sociedad hace de nuestros instintos primarios."

Decir que hay un mal innato en los instintos humanos es un hecho. Pero relegar el bien unicamente a una convención social (como algo artificial o fabricado) puede tener consecuencias severas para quienes lo tomen literalmente.
Esa es la base ideológica misma del satanismo.



avatar
Fenix de hielo
Saturno
Saturno

Sexo : Masculino Mensajes : 4435
Fecha de inscripción : 15/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL PAPA NEGRO DE COLOMBIA

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.